viernes, junio 22, 2007

EDUARDO , EL CHE Y MIGUELITO EN LECTURA POÉTICA

Ridículo ahorcado, tus dolores son los míos!Yo sentí, a la vista de tus miembros flotantes,como un vómito subir hasta mis dientesel largo río de hiel de mis antiguos dolores.Ante ti, pobre diablo, tan caro de recordar,sentí todos los picos y todos los mordiscosde los cuervos fieros y de las panteras negras,que antaño tanto gozaban en machacar mi carne.El cielo estaba embrujado, la mar en calma;para mí todo era negro y sangriento para siempre,¡ay!, y tenía, como en un espeso sudario,el corazón amortajado en esta alegoría.






































1 comentario:

Miguel Ángel Vera De La Haza dijo...

Ya nada será igual rudy, nada, nada.
descansa en paz viejo, y sìguele dando a la poesía en donde estés.
te voy a extrañar como la puta madre.